Albarracín, el pueblo más bonito de España

Todo lo que necesitas saber sobre Albarracín

Albarracín, el pueblo más bonito de España, fue denominado así el 2018. Y te contamos por qué este pueblecito que se encuentra a tan solo 35 kilómetros de Teruel se ha llevado dicho galardón.

Una vez dejes el coche en el parking que se encuentra a los pies del pueblo, aparte de las vistas de lo que podrás disfrutar es del rumor del río Guadalaviar. El cual queda justo al lado.

En cuanto cruces el umbral de la muralla que envuelve el pueblo podrás disfrutar de las vistas de un pueblo de origen medieval perfectamente cuidado y preservado. Ya que en este pueblo viven aproximadamente 1.100 personas, la preservación de sus estructuras han sido siempre algo que se ha tenido en cuenta.

Lo primero que llama la atención de este pueblo es su larga muralla. Ésta se extiende hasta donde llega la vista.

Uno de los primeros edificios característicos y emblemáticos del pueblo es la casa de la Julianeta. Esta casa llama la atención entre todas las demás. El motivo es su forma irregular y que su fachada es de color rojo intenso.

Uno de los monumentos más imponentes del pueblo es el castillo Alcázar de Albarracín. Es de origen medieval y se encuentra en el casco antiguo del pueblo. Ha sido reformado recientemente por la Fundación Santa María de Albarracín -que se encarga sin ánimo de lucro de la conservación del pueblo-.

Al lado del castillo encontramos la Catedral del Salvador. Consta de una sola nave central y dos capillas laterales. El interior de la catedral empezó a construirse a finales del siglo XVI. Aunque se aprovecharon los cimientos de una catedral de estilo gótico.

De ella llaman sobretodo la atención los azulejos del tejado del campanario. Dentro podemos encontrar un museo. En él se exponen las obras de arte que pertenecen al pueblo.

La Torre Blanca se encuentra justo al lado de la iglesia de Santa Maria, de estilo visigodo. Esta torre es similar a la Torre del Andador -que se encuentra en el mismo pueblo-.

Se tratan de dos torres de planta rectangular de piedra con incrustaciones de escorias metálicas y unos 20 metros de altura cada una. La Torre del Andador se encuentra en el punto más alto del pueblo por motivos estratégicos.

Pese a que las diferentes estructuras del pueblo se han ido construyendo en diferentes momentos de la historia, todas ellas conservan una homogeneidad estilística. Por lo que no nos resulta difícil sumergirnos en una época muy antigua en el tiempo.

Si visitas la provincia de Teruel, Albarracín es visita obligada. Ya que se encuentra a tan sólo unos kilómetros de la capital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares