Roma, de Alfonso Cuarón. Así es el barrio de la película

La película Roma de Alfonso Cuarón se perfila como la gran favorita de la temporada. Después de su paso célebre por festivales y otras entregas de premios, la cinta ha logrado 10 nominaciones a los Oscar. Entre ellas, la de mejor actriz para la indígena Yalitza Aparicio. También opta a casi todos los otros premios de peso: mejor película, dirección, guion original, fotografía, actriz secundaria…

roma de alfonso cuarón

Roma compite sin duda con otra película que puede conquistar a los académicos, La favorita, de Yorgos Lanthimos, también con 10 nominaciones. Habrá que esperar hasta el 24 de febrero para saber quién se alza victoriosa en la gala.

Pero de momento Roma de Alfonso Cuarón ya se ha ganado a los críticos y los espectadores de medio mundo. Cuarón quería que el retrato de su infancia en el México de los 70 fuera lo más realista posible. La importancia que tienen la casa familiar y el barrio en la historia es evidente. Es el barrio, la colonia Roma, el que le da el nombre a la cinta.

roma de alfonso cuaron

El barrio de Ciudad de México en el que Cuarón creció empezó a gestarse hace poco más de un siglo, con una arquitectura de marcado estilo europeísta. Se pretendía atraer a los burgueses y aristócratas. Para ello, se construyeron casas señoriales en avenidas anchas y luminosas que recuerdan a las calles de París.

Sin embargo, la Roma no fue nunca un barrio homogéneo, y durante mucho tiempo estuvo prácticamente dividido en dos partes. Al norte, la más burguesa y próspera. Al sur, la más humilde. En esta se crió Cuarón. Y el propio director reconoció en una entrevista que en su día la gente llegó a llamar despectivamente a la parte sur de la colonia «la Roña», para distinguirla de la más pudiente.

Hoy la colonia Roma se parece poco a la de 1971. Hasta ella ha llegado la gentrificación que también se ve en los barrios céntricos de casi todas las grandes ciudades. Sus calles albergan modernos cafés y galerías de arte. Y cada vez hay más turistas. No solo por la gentrificación.

La película de Cuarón ha convertido al barrio en una verdadera sensación. El director mexicano se negó desde el principio a rodar en un estudio de cine. Quiso hacerlo en su propio barrio. Hoy una placa lo acredita en su calle, donde los curiosos se agolpan para hacerse fotos frente a la que fue su casa.

Veremos si Roma de Alfonso Cuarón consigue los Oscar a los que opta. De momento ya ha batido el récord por ser la primera película en español que competirá en la categoría de Mejor Película. Veremos también si el barrio de la Roma es capaz de digerir sus diez minutos de fama o termina siendo fagocitado por ella. Esperemos que no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares